Circulo de mujeres

CIRCULO DE MUJERES Y SANACION DE UTERO

Un círculo de mujeres es un espacio de conexión, de encuentro con nuestra esencia femenina. Es un espejo en el que cada una se ve reflejada, un ritual sagrado que nos carga de energía, un hablar desde el corazón y un escuchar desde la compasión.

Es un momento donde se dispone un tiempo sin prisas para girar nuestra mirada hacia dentro y conectar con lo que realmente estamos sintiendo y lo que necesitamos, en compañía de otras mujeres. Con la velocidad de nuestra sociedad y nuestra mirada casi permanentemente hacia fuera, es un bálsamo encontrar un espacio cálido en donde poder escucharnos a nosotras mismas y a la vez escuchar a lo que se mueve dentro de las demás. Muchas veces acudimos a un círculo en un momento de transición y cambios, cuando se despierta el anhelo de una conexión más profunda y autentica con una misma y con la vida. La propia forma del círculo acompaña ese viaje de introspección, a la vez que nos permite sentir la fuerza y el apoyo del grupo.

La Sanación del Útero es una experiencia transformadora. Permite florecer en nosotras la conexión con nuestra naturaleza, nuestro cuerpo físico, emocional y sutil, restaurando nuestra pureza y al mismo tiempo rescatando nuestro poder interior, nuestra fuente de abundancia, sabiduría y fortaleza.
Este encuentro nos permite liberamos de limitaciones, culpabilidad ancestral, dolor y heridas, al mismo tiempo nos aporta aceptación, belleza, amor, conciencia, nobleza y, por sobre todo, respeto por nuestra feminidad, permite desatar todo el potencial que encierra el alma femenina al reencontrarse con su luz, así como conectar útero y corazón, reconociendo al útero como nuestro órgano más poderoso de creación.

La energía de lo Femenino es para todas. Cualquier mujer, sin distinción de edad, si tienen ciclo menstrual, si ha llegado a la menopausia, si tiene útero o sin él, puede realizar esta hermosa experiencia.
El reconciliarnos con el sagrado femenino, puede traer equilibrio a un ciclo menstrual molesto, a una menopausia compleja, al vacío que reportan algunas mujeres que han pasado por una histerectomía, así como en casos de otras patologías asociadas a los órganos femeninos.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *